Entiende tu historia personal a través de la vida de tus ancestras

Los disfraces de vampiros y de brujas con los que los niños piden caramelos en Halloween pueden hacerte olvidar la Noche de Difuntos.

Tradicionalmente, en la festividad de Todos los Santos se visitaban los cementerios para llevar flores a las personas queridas que ya no están físicamente con nosotros. Todavía, es un día en el que muchas personas vuelven a su pueblo, a su origen y a estar con su familia.  

No puedes ver a tus antepasados porque son invisibles a tus ojos, pero están dentro de ti y en tus células.

¿Sabes que tu historia familiar influye en tu vida más de lo que crees?

Tú eres el final de una pirámide de muchas personas que vivieron antes que tú y que fueron necesarias para que tú estés aquí ahora.

Si crees que tu familia no es buena, puedes desear seguir tu camino sin mirar atrás, pero es muy difícil solucionar tus conflictos personales sin que prestes atención al entorno familiar en el que te has criado. De hecho, se ha estimado que el 70% de tus problemas psicológicos están relacionados con tu historia familiar.

Por eso, suele pasar que, a pesar de que hayas realizado un trabajo personal profundo, al cabo de un tiempo, puedes notar cómo las creencias, los miedos o culpabilidades que antes te bloqueaban vuelven a ti. Detrás, está el peso de la herencia de tus antepasados, que te marcan una forma de comportarte para que puedas seguir perteneciendo al grupo familiar.

La pertenencia a tu familia supone aceptarlo todo, desde el respeto, sin añadir ni quitar nada, sin creerte en el derecho de exigirle algo a la vida por venir de una historia dolorosa.

¿Qué heredas de tu familia?

A través de los genes, tus padres te traspasan la información del clan familiar. No sólo heredas tu color de ojos y de pelo, tu estatura, tus talentos naturales o la probabilidad de contraer ciertas enfermedades. También heredas de tu familia la forma de actuar y de comportarte.

Aunque los genes no se pueden cambiar a lo largo de la vida, hay factores externos, como las experiencias, las emociones, la alimentación o el estilo de vida, que pueden afectar a que determinados genes se expresen o no.

Esto es lo que trata de explicar la epigenética, los aspectos heredables que no vienen definidos por la secuencia genética.

¿Cómo puede influir en tu vida lo que vivió tu bisabuela hace más de 100 años?

Por tus venas corre la sangre y las experiencias de muchos que fueron antes que tú, con multitud de experiencias, agradables y desagradables, alegres o tristes, afortunadas o desgraciadas.

Aprende a integrar toda tu historia personal dentro de la historia de tu familia, y aprende a apreciarla, aunque sea dolorosa.

Solo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo.

Confucio

Conoce la historia de tu familia

Siempre me ha resultado interesante la historia de mi familia. Algunos episodios de la vida de mis antepasados son más sorprendentes que los de alguna serie de Netflix.

Toda mi familia de origen proviene de un mismo pueblo, donde nacieron mis padres, mis abuelos y mis bisabuelos. Mis padres comparten abuelos maternos y llevan el mismo apellido. Ellos son primos ya que sus madres eran hermanas. Su historia se mezcla y es común en muchos puntos. Yo lo he visto con normalidad desde pequeña, pero cuando se lo cuento a alguien, a veces se pierde en las explicaciones. Aunque la historia de mis padres puede parecer romántica, detrás de sus decisiones aparece el inconsciente del clan familiar.

Mis bisabuelos con tres de sus hijos. Las dos niñas pequeñas son mis abuelas

Conocer tu historia familiar es como hacer un puzzle en el que las piezas no encajaban bien y que, a medida que tienes más datos, se va completando.

El análisis transgeneracional estudia tu propia historia entendida dentro de tu clan familiar.

Normalmente, a las personas mayores les gusta hablar de sus vidas cuando eran jóvenes. Pregúntales y obtendrás muchos datos. Puede haber capítulos de su vida que no hayan superado. En nuestro país aún resuenan los ecos de la Guerra Civil, un tiempo difícil para muchos. Mis abuelos nunca hablaban de esta época en la que hubo mucho dolor y hambre.  

Tomar conciencia de su historia y de por qué actuaron así, te puede ayudar a entender por qué tú te comportas de una determinada manera.

Herman Hesse en su “Carta a un joven artista” escribía esto:

“La única cosa que cuenta, es el hecho que cada uno de nosotros heredó de su padre y de su madre, de sus numerosos antepasados, de su pueblo, de su lengua, ciertas particularidades buenas o malas, agradables o desagradables, ciertos talentos y ciertos defectos, y todo esto puesto junto hace de nosotros lo que somos. Y esta realidad única, cada uno de nosotros debe hacerla valer, vivirla hasta el final, hacerla llegar a madurez y finalmente restituirla en un estado de perfección más o menos adelantado.”

Olvidar tus antepasados es como ser un arroyo sin fuente, un árbol sin raíces.

Proverbio chino

Estudia tu árbol genealógico

Conocer tu árbol genealógico es una forma de conocerte a ti misma.

Entender la historia de tus padres, de tus abuelos y de tus bisabuelos te ayudará a comprender por qué eres como eres.

Para estudiar tu árbol genealógico, es importante que recopiles una serie de datos y que prestes especial atención a los elementos que se repiten a lo largo de las generaciones:

  • Fechas importantes: nacimiento, defunción, matrimonios y otras.
  • Nombres completos.
  • Número de hijos, teniendo en cuenta el orden de nacimiento e incluyendo abortos.
  • Profesión.
  • Causa de los fallecimientos. Valora cuidadosamente los muertos por accidentes o suicidios.
  • Enfermedades más importantes.
  • Problemas de dinero.
  • Hechos más significativos.

A pesar de que crees que escoges lo que quieres en tu vida, que eliges tu profesión, tu pareja o el número de hijos que quieres tener, al estudiar tu árbol genealógico, puedes detectar cómo se van repitiendo hechos y situaciones a lo largo de las generaciones.

Como parte de una historia compartida que parte de un tronco común, te une al resto de miembros un sentimiento de lealtad. Por eso, aceptas, sin darte cuenta, continuar la cadena invisible que os une repitiendo los hechos que ellos no pudieron resolver.

Cuando hay temas pendientes de solucionar en tu árbol, es difícil superar los logros de tus antepasados. Puedes intentar actuar de otra manera diferente a la de ellos, pero al cabo de un tiempo, sientes cómo les traicionas, te sientes culpable por ello y vuelves a reproducir las mismas situaciones que ellos para poder seguir perteneciendo al clan familiar.

Es importante que identifiques los patrones de comportamiento repetitivos como una señal del inconsciente del clan familiar para que te des cuenta de que no te pertenecen.

Al comprenderlo, comienzas a sanar tu árbol.

Todos tenemos un sitio en nuestro árbol y tenemos derecho a ser tal y como somos.

En todas las familias hay una oveja negra. Si se le expulsa del clan familiar, en el futuro habrá alguien que se sienta conectado con esta persona y representará su papel. Así, se repetirá la situación hasta que se integre en el árbol familiar.

Aquello que es rechazado, golpea con más fuerza para que se le preste atención.

Si cortas las raíces de un árbol, éste morirá. Si lo arraigas con amor, incluyendo a todas las ramas, podrá crecer y dar buenos frutos.

Todo el mundo debería conocer su árbol genealógico. La familia es nuestro cofre del tesoro o nuestra trampa mortal.

Alejandro Jodorowsky

Secretos de familia

¿Alguna vez te han contado algún secreto de tu familia?

En muchas familias hay secretos. En muchas historias que se transmiten de generación en generación hay lagunas y estos espacios en blanco suelen ocultar acontecimientos importantes: una muerte repentina, un tío que despareció y del que no se supo más, un niño que nació enfermo…  Cosas de las que se prefiere no hablar.

El miedo o la vergüenza por lo sucedido en historias de abusos, muertes o incestos hace que se silencie lo ocurrido. No se nombra nunca y se convierte en un terrible secreto.

Sin embargo, no se puede borrar lo ocurrido y, como si fueran las huellas del sufrimiento que no pudo ser dicho por tus antepasados, se transmite a través del inconsciente familiar.

Muchas enfermedades, accidentes y desordenes emocionales de las generaciones actuales son la manifestación de los lutos que no se hicieron y de los traumas que no fueron nombrados en las generaciones anteriores.

Aunque desconozcas lo que pasó, lo que ocurre en tu vida ahora viene determinado por lo que pasó entonces.

Puedes sentir que te falte fuerza para afrontar asuntos como la pareja o el trabajo porque estos asuntos familiares pendientes de aclarar hacen que tu energía esté encadenada al pasado.

Es importante que pongas palabras a lo que les ocurrió. No es necesario que conozcas la historia completa. Puedes dar luz a la situación, sanarles a ellos y liberarte tú misma, a nivel energético, poniendo tu conciencia en liberar el trauma sucedido.

Llora hoy por lo ocurrido ayer. Así, ayudarás a que las heridas del clan empiecen a cicatrizar.

Sin juicios.

Puede que sientas rechazo por tu historia familiar, pero sólo la aceptación del drama te permitirá detener el proceso de seguir haciendo siempre una y otra vez lo mismo.

Asume tu origen y agradece tu legado familiar.

Pero, recuerda que tú no eres solamente un miembro de tu familia. Tu destino te pertenece a ti. No es de tus antepasados. Eres libre de elegir tu camino.

Lo que se calla en la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo.

Francoise Doltó

Celebra un ritual de Samhain

¿Has visto la película de dibujos Coco?. Ambientada en el Día de Difuntos en México, cuenta la historia de un niño que, mientras trata de encontrar a su tatarabuelo, descubre un secreto que se esconde en su familia y que conecta a varias generaciones. Cuando este secreto sale a la luz, consigue lo que él más desea, que su familia acepte su pasión por la música.

En la película se muestra un mundo de los muertos lleno de color, en el que siguen viviendo aquellos que ya no están físicamente junto a nosotros, mientras les sigamos recordando en nuestro mundo.

La noche del 31 de octubre es el momento ideal para hacer saber a nuestros ancestros que los tenemos presentes en nuestras vidas.

En la rueda del año celta, esta festividad se llama Samhain y es una puerta de comunicación con el mundo de los muertos. Para los celtas, en Samhain comienza el Año Nuevo y no es solamente una noche, es un periodo hacia la oscuridad que dura 40 días, hasta el solsticio de invierno.

Para celebrar la Noche de Difuntos y honrar a tus ancestros, te propongo que prepares un pequeño altar, adornado con flores, con fotografías y recuerdos de tus seres queridos ya fallecidos. Enciende velas en su memoria con la intención de iluminarles allá donde estén y también, de agradecerles todo lo que ellos hicieron y por lo que tú estás aquí ahora.

Fotograma de la Película Coco

Como mujer, estás especialmente influenciada por las mujeres de tu familia que vivieron antes que tú, tus ancestras.

Las mujeres de generaciones atrás vivían más desprotegidas y más expuestas ante las dificultades de la vida: escasez, soledad, maltratos, abortos.

Tu madre, tus abuelas y tus bisabuelas te han transmitido los patrones de comportamiento de tu familia a través de tu ADN.

En tu útero guardas las memorias de sus traumas, su dolor y sufrimiento.

Reconecta con tus antepasadas. También estás unida a ellas por su sabiduría, su fortaleza y su coraje. Ellas están esperando tu conciencia para recibir la luz que necesitan para liberarse de las cargas que tuvieron en su vida. Así, más ligeras, podrán ayudarte e impulsarte para que llegues más lejos de lo que ellas pudieron.

Juntas podréis acceder a los conocimientos y sabiduría ancestral de tiempos remotos llenos de esplendor y de abundancia, que también se guarda en tus células.

La meditación de la Luna Llena de octubre de Miranda Gray está destinada a sanar tu línea ancestral materna. Incluye la siguiente oración:

Madres, les agradezco a todas porque me han dado la vida,

Por su coraje en la adversidad al dar a luz a sus hijas, mis madres,

Por el cuerpo que todas me han dado

Y los aspectos de ustedes que muestro al mundo,

Por sus regalos y talentos y habilidades

Y por su sabiduría, que lleva profundamente arraigada en mis huesos.

Jamás camino sola porque ustedes están conmigo.

Mi amor y mi gratitud.

Al sanar tu línea ancestral, también sanas la de otras mujeres ya que todas somos hermanas de la misma familia de mujeres a través del tiempo y tus antepasadas también lo son de otras mujeres.

Gracias por acompañarme hasta aquí. Aprovecha para reflexionar sobre la relación con tu familia:

  • ¿Hay situaciones que se repiten una y otra vez en ti y en tu familia?
  • ¿Conoces la historia de tus ancestras?
  • ¿Sabes qué hay realmente escondido entre tu linaje?

Como siempre, te espero al otro lado de los comentarios.

Un abrazo,

firma Laura

Tengo todo el cuerpo encadenado
las manos agrietadas
mil arrugas en la piel
las fantasmas hablan en la nuca
se reabre la herida y me sangra.
Hay un jilguero en mi garganta que vuela con fuerza
tengo la necesidad de girar la llave y no mirar atrás.

La puerta violeta. Rozalén

Bibliografía

2 comentarios en “Entiende tu historia personal a través de la vida de tus ancestras”

  1. Yo me siento más conectada con mis ancestras en esta época en la que empieza la oscuridad y les pido su bendición cuando inicio un nuevo camino. Muy bonito el artículo.

    Responder
    • Gracias por tu comentario Ana. Una vez que te has reconciliado con tus antepasados, es más fácil sentirlos detrás dándote fuerza para vivir la vida que ellos probablemente no pudieron.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.