Cómo superar un bajón emocional y sentirte bien de nuevo

La vida me sonríe cuando me siento ilusionada con una nueva idea, escribo durante varios días seguidos, cumplo mi compromiso de hacer ejercicio físico y llevo una buena racha en el trabajo. Pero un día ocurre algo que me hace daño, a veces no importa el qué, y lo que antes era de colores, ahora se vuelve gris. Me afecta mucho todo lo que ocurre a mi alrededor porque soy sensible y vulnerable. Y aquí estoy intentando descubrir cómo superar un bajón emocional y sentirte bien de nuevo.

Si me dejo envolver por este gris que lo abarca todo, la tristeza me arrastrará con ella y todo se volverá aún más gris. En medio de la niebla, se me olvida que puedo minimizar los daños y perjuicios.

Cómo superar otra vez un bajón emocional y sentirte bien de nuevo

No puedes controlar todas las situaciones de tu vida, pero sí puedes controlar todas tus actitudes hacia esas emociones.

Zig Ziglar

Cómo superar un bajón emocional y sentirte bien de nuevo

Mis emociones son profundas, como el mar. Tengo miedo de sentir con tanta intensidad que me arrastren a un lugar demasiado dentro de mí del que no pueda salir. Creo que, si dejo asomar mis emociones más oscuras, aunque solo sea un poco, no seré capaz de retener mi miedo, mi ira o mi tristeza nunca más y me quedaré en ese pozo de oscuridad para siempre.

Por eso, cuando estoy en medio de un bajón emocional, lo que más me angustia es seguir cayendo más abajo, a un fondo del que me resulte imposible subir. Mi mente se vuelve más fuerte que yo y creo que no puedo hacer nada para subir mi vibración y volver a sentirme bien. Me gustaría que fuera igual de fácil a cuando me hago un corte o un rasguño en la piel y recurro a las tiritas del botiquín que guardo en el baño.

Mi recurso para esos días en los que estoy bajo mínimos y que no puedo pensar con claridad porque mis pensamientos negativos se disparan en mi cabeza es mi cuaderno de las cosas bonitas. Es mi botiquín de primeros auxilios ante las emergencias emocionales, cuando mi corazón está herido.

Es una práctica sencilla. Los días soleados, cuando todo me parece bonito, apunto cosas que me gustan, que me dan sosiego y calma y que no me exigen nada: darme una ducha de agua caliente, pasear sola, estar debajo de un árbol sin hacer nada, escuchar mantras, meditar diez minutos, escribir sin ningún objetivo ni presión, bailar mi playlist de canciones positivas o un automasaje con aceites esenciales. Sirve todo aquello que pueda realizar sin ningún esfuerzo y sin que me sienta obligada a hacer. Después de hacer algo solo por y para mí, me siento mejor.

Lee libros bonitos: La suma de los días de Isabel Allende

Los libros ocupan un lugar importante en mi cuaderno de cosas bonitas. Una de mis escritoras favoritas es Isabel Allende: me encanta su manera de escribir, sus descripciones, su ironía y el realismo mágico de su literatura. Me llevé al pueblo la mayoría de sus libros y después de varios años sin leer nada suyo, me he reencontrado con ella en “La suma de los días”. Esuna novela biográfica en la que narra su vida diaria y la de su familia, como si fuera una carta escrita a su hija Paula, a la que ya dedicó un libro cuando murió.

La vida de Isabel Allende es digna de una novela, llena de experiencias y aventuras, algunas alegres y otras no tanto. Ella también ha tenido bajones emocionales, pero esto no le ha impedido seguir adelante en los días nublados, sobreponerse a los acontecimientos que la vida le ha puesto en su camino, recuperar la alegría de vivir, casarse por tercera vez a los 76 años y escribir libros maravillosos que alimentan mi alma.

A menudo son las cosas simples las que hacen que volvamos a nuestro centro.

Cómo superar otra vez un bajón emocional y sentirte bien de nuevo

Grabad esto en vuestro corazón, cada día es el mejor del año.

W. Emerson

Recuerda tus ilusiones

Recordar mis ilusiones siempre me ayuda a superar un bajón emocional y sentirte bien de nuevo. Mis ilusiones no son metas ni objetivos para cumplir grandes aspiraciones existenciales, son más bien sueños, planes que me gustaría hacer y sitios que me gustaría visitar, algunos sencillos, otros más fantasiosos. Sé que a veces caigo en la trampa de vivir flotando, pero sentirme ilusionada con mis sueños me ayuda a seguir hacia delante y a sonreír, sobre todo en esos días nublados de bajón emocional. Aquí dejo algunas de mis ilusiones:

  • Tener un perro y un gato.
  • Darme un masaje de chocolate en un spa.
  • Ir a cenar al restaurante Akelarre de Pedro Subijana en San Sebastián.
  • Hacer el Camino de Santiago.
  • Unas vacaciones en familia en autocaravana por el sur de Francia.
  • Ir a un musical a Londres con mi hija.
  • Viajar a Estados Unidos y ver un partido de la NBA con mi hijo.
  • Ir con mis amigas a un concierto de Dua Lipa.
Cómo superar otra vez un bajón emocional y sentirte bien de nuevo

La felicidad es como la neblina: cuando estamos dentro de ella no la vemos.

Amado Nervo

Me amo y me acepto tal como soy

Hay días en los que los nubarrones son más grises (casi negros) y me olvido mi cuaderno de cosas bonitas. Por más que echo la vista atrás, me parece que los días felices están muy lejos. No consigo recordar cómo se siente la alegría ni qué hacía sentirme bien. Me siento frágil y vuelvo a caer en la desesperanza.

Cantar, bailar o meditar me ayuda a sentirme mejor, pero, lo cierto es que todo se reduce a aceptarme y a quererme como soy, sin machacarme porque otra vez estoy de bajón.

No soy perfecta, nadie ni nada lo es. Soy humana, soy luz y también, tengo sombras.

Me resulta fácil aceptarme cuando mi vibración es alta y

  • Me veo radiante en el espejo.
  • Todo me sale bien.
  • Mi mente está tranquila después de meditar.
  • Marco otro tick en el calendario por haber hecho ejercicio por la mañana.
  • Doy presencia verdadera a mis hijos.
  • Decido parar, sin exigencias ni culpas.
  • Solo soy, sin más.

Y estoy aprendiendo a quererme cuando estoy de bajón y

  • Las ojeras me tapan media cara.
  • Meto la pata una y otra vez.
  • Siento que mi mente se embrolla en un pensamiento obsesivo.
  • Llevo varios días sin escribir en mi diario.
  • No me apetece hablar con nadie y solo pienso en irme a dormir.
  • Pierdo los nervios y hablo mal a mis hijos.
  • Juzgo a los demás por decir su opinión sobre algo.

Repito el mantra Me amo y me acepto tal como soy. Perfecta diosa divina e imperfecta mujer humana.

Me amo y me acepto tal como soy

Porque siempre soy yo.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.

Facundo Cabral

Los días bonitos en los que brilla fuerte el sol son preciosos. Pero durante el invierno hay muchos días grises, en los que es difícil ver más allá de la niebla.

Si solo sabes disfrutar de los momentos perfectos, esperando que llegue otra ocasión para sonreír, te estás perdiendo media vida.

Sin lluvia, las flores no crecen.

Ahora es tu turno:

  • ¿Qué te hace sonreír en un día nublado?
  • ¿Recuerdas cuáles son tus ilusiones?
  • ¿Te quieres cuando no eres capaz de mostrar tu mejor cara?

Cómo siempre, me encuentras al otro lado de la pantalla.

Si te ha gustado, suscríbete para seguir en contacto.

Un abrazo,

firma Laura

Me amo y me acepto completamente
Llénate de amor puro y sincero, no le des cabida a la maldad
Abrázate y susúrrate un me quiero
Pronto los temores pasarán

Me amo y me acepto completamente. Diana Navarro

Si te ha gustado, compártelo con otras mujeres a las que creas que les puede interesar. Gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.