Cómo recibir el Año Nuevo con ilusión

Hace ya bastantes años que paso la Nochevieja y el Año Nuevo en casa con mi familia. El año pasado, después de las uvas, vimos el programa Cachitos de la 2 en el que, a modo de refrito, emiten, uno tras otro, fragmentos de antiguos programas musicales en los que actúan cantantes, que, en su mayoría, ya no están ni de moda. El programa es gracioso por los rótulos que aparecen comentando las actuaciones y que son francamente ingeniosos. Así que, si no sales de fiesta y no te apetece irte a dormir la primera madrugada del año, éste es un buen plan.

La juventud es cuando te permiten quedarte hasta tarde la víspera de año nuevo, la edad media es cundo estás obligado a hacerlo.

PJ O’Rourke

¿Qué recuerdos guardas del año que termina?

Los días anteriores a la Nochevieja son un buen momento para parar un poco, reservarte un rato para que no te moleste nadie y reflexionar sobre el año que se acaba.

En un año ocurren muchas cosas, algunas te hicieron sentir bien y otras, no tanto. Ahora es una buena oportunidad de mirar atrás.

La última noche del año es un tiempo para recordar. Siéntate en silencio y recuerda los momentos de tristeza y de pérdida. Y, si lo necesitas, vuelve a llorar como lo hiciste entonces.

Hay ocasiones en las que te agarras con fuerza a los recuerdos dolorosos, incluso a los que pasaron hace mucho tiempo.

Es difícil cambiar los patrones negativos de conducta y los pensamientos negativos. Es difícil hacer las cosas de forma diferente a cómo las has estado haciendo siempre. Es difícil dejar de chocar con tu peor enemigo: tú misma.

Antes de pensar qué quieres hacer en los doce meses que están a punto de empezar, revisa el año que termina y pregúntate ¿qué te gustaría no repetir?

Tu vida es como un armario lleno de ropa que ya no te sirve. Primero, hay que vaciarlo y hacer espacio para poder guardar la ropa nueva que te has comprado. De la misma manera, tú también tienes que vaciarte de todo lo antiguo que guardas en tu interior y que ya no quieres, para comenzar el 2020 lo más ligera posible y dejar paso a que entre lo nuevo.

No te olvides de repasar también todo lo positivo que te trajo este año y recordar los buenos momentos vividos.

Crea tu ritual para soltar todo lo que ya no sirve en tu vida

Existen muchos rituales para despedir el año: ponerse ropa interior roja para atraer el amor, meter una joya de oro en la copa de cava para brindar y atraer el dinero y por supuesto, tomar las doce uvas a golpe de campanadas para traer suerte para los doce meses que tiene el año. Yo lo hago todo.

Además de estos, tú puedes crear tus propios rituales.

En el pueblo, me encanta salir a caminar por el río y sentarme a escuchar el agua. Viviendo en Madrid no me resulta tan fácil salir a dar un paseo al campo para cargar las pilas. Pero, siempre que puedo, me gusta ir a dar una vuelta, sola o con mi familia, a un pinar que hay no demasiado lejos de mi casa. También me gusta ir allí a despedirme del año.

Un día de esta semana, aprovechando las vacaciones de Navidad y que lucía un maravilloso sol invernal, me acerqué hasta este pinar con mis hijos. Mientras ellos corrían y jugaban con unos palos, yo pensaba en el año. Después, los tres hicimos un círculo y nos despedimos de aquello que no nos había gustado y pedimos un deseo para el Nuevo Año. A cambio, hicimos una ofrenda a la tierra con arroz, que los niños esparcieron alegremente. La Naturaleza es generosa y, si tú se lo pides, te acompaña y te impulsa en tus peticiones.

Así que, si puedes, dentro del bullicio de estos días, busca un rato para escaparte a algún sitio al aire libre, aunque sea a un parque dentro de la ciudad y respira. Te ayudará a recordar qué no quieres más y hacia dónde quieres dirigirte en 2020.

Define tus propósitos de Año Nuevo

¿Preparas una lista con tus propósitos de Año Nuevo con la esperanza de mejorar tu vida, año tras año?

Éste es otro poderoso ritual de fin de año, definir tus metas para el siguiente año. Los propósitos que tú, yo y millones de personas en el mundo repetimos más a menudo son aquellos relacionados con la salud, el dinero y las relaciones personales. A continuación, puedes comprobar si los tuyos coinciden con los definidos por los estadounidenses para el año 2018, según la página web Statista:

  • Ahorrar más dinero.
  • Ponerte en forma o perder peso.
  • Tener más sexo.
  • Viajar más.
  • Leer más libros.
  • Aprender una nueva habilidad o afición.
  • Comprar una casa.
  • Dejar de fumar.
  • Comer más sano.

Al acabar el año, únicamente un 8% de las personas logran cumplir sus propósitos, ya que menos del 50% se mantienen constantes en los seis primeros meses y un 25% de las personas abandonan estos propósitos durante la primera semana del año.

Además, hay un 60% de personas que ni siquiera se marcan propósitos de Año Nuevo.

Aprovecha la energía del momento del cambio de año para dejar de pensar cuándo vas a hacer algo y empezar a hacerlo ya.

Crea tu tablero de visión

Antes de que dediques tu tiempo a escribir detalladas listas de planes y acciones concretas, puedes definir cómo te gustaría que fuera tu próximo año de una manera más creativa y divertida.

Te propongo que plasmes los sueños y objetivos que guardas dentro de tu cabeza en un tablero de visión. Para ello, reserva un hueco en tu agenda, compra una cartulina grande y coge revistas que guardes por casa, tijeras y pegamento. Te sentirás como una niña. Las revistas de moda femenina de las que te hablaba aquí incluyen unos titulares estupendos para esta actividad. Para pasar un rato más agradable, puedes poner música que te guste y encender una vela. Una vez que tengas todo preparado, recorta las palabras o fotos que te llamen la atención y que representen aquello que te gustaría tener en tu vida. También puedes imprimir fotos que te gusten de internet o utilizar algunas que sean tuyas propias. La idea es hacer con todas ellas una especie de collage.

Una vez que lo tengas terminado, es muy importante que lo coloques en algún lugar de tu casa donde puedas verlo a diario. Esto te ayudará a visualizar constantemente lo que quieres en tu vida y a recordar cuáles son tus objetivos del año.

Te enseño mi tablero de visión del 2019, que he tenido en mi habitación, al lado de la cama, durante todo el año. Ya estoy guardando los recortes para el nuevo tablero del 2020.

Mándate un e-mail a ti misma

Otra forma de ayudarte a recordar a lo largo del año cuáles son tus propósitos para no abandonarlos es mandarte un correo electrónico ti misma en algún momento que elijas de 2020.

Primero, tienes que describir cómo te gustaría que fuera el año 2020 en las áreas más importantes de tu vida. Cuánto más detalles, mejor.

A continuación, ve a la página web Futureme. Este sitio es un servidor de correo que te deja elegir la fecha en la que quieres que llegue e-mail y que, por tanto, permite enviarte a ti mismo un correo electrónico al futuro.

Con esto, en el momento que tú hayas decidido, te llegará un recordatorio de lo que ahora, para ti, es importante lograr en el nuevo año. Además, podrás ver cómo estás avanzando y de esta manera, tendrás margen y tiempo para revisar tu manera de actuar si no vas por el camino que deseas ir.

Todo hombre debe nacer de nuevo el primer día de enero. Comenzar una nueva página.

Henry Ward Beecher

Algunas preguntas que te ayudarán a reflexionar

A continuación, te doy ideas de algunas preguntas para ayudarte a evaluar tu año 2019 y prepararte mejor para el año 2020.

Coge un cuaderno y boli y responde:

Evalúa el año 2019

  • ¿Qué es lo mejor que te ha pasado en 2019?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor desafío en 2019?
  • ¿Quiénes han sido las cinco personas con las que más tiempo has pasado este año? ¿Qué te han enseñado?
  • ¿Qué has hecho para que tu vida sea más consciente, más auténtica y más apasionante?
  • ¿Qué nuevos hábitos has incorporado a tu vida para que sea mejor?
  • De lo aprendido, vivido y compartido en 2019, ¿qué te gustaría llevarte para que esté presente en 2020?
  • ¿Qué es aquello que vas a dejar a un lado y no quieres tener más en tu vida? (pueden ser personas, objetos, lugares, hábitos…).
  • Escribe 10 cosas de 2019 que quieres agradecer.

Compromisos para el año 2020

  • En relación a la salud, ¿a qué te comprometes en 2020?
  • ¿Qué harás para que tus relaciones de pareja y familia sean mejor?
  • ¿Qué frase quieres que defina el año 2020?

Ojalá puedas decir que terminas el año más satisfecha que cuando lo empezaste. Con 2019 no solo acaba un año, también acaba una década. Tienes por delante una oportunidad maravillosa de empezar a crear tu vida a tu manera. Comienzan, ahora, de nuevo, los felices años 20. De ti depende lo felices que sean.

Feliz Año Nuevo,

Un abrazo,

firma Laura

En la puerta del sol
Como el año que fue
Otra vez el champagne y las uvas
Y el alquitrán, de alfombra están

Los petardos que borran sonidos de ayer
Y acaloran el ánimo
Para aceptar que ya, pasó uno más

Un año más. Mecano

Bibliografía

  • Días de Navidad. Cuentos y recetas. Jeanette Winterson
  • Evalúa tu 2019. Diana Garcés
  • Por qué fracasan los propósitos de Podcast Impulsa tu vida con María Jose Soto.
Si te ha gustado, compártelo con otras mujeres a las que creas que les puede interesar. Gracias.

2 comentarios en «Cómo recibir el Año Nuevo con ilusión»

  1. Me encanta, leyéndote recupero la ilusión de hacer cosas nuevas con el inicio del año, como siempre, muchas gracias por compartir tus maravillosos pensamientos. Un beso enorme.

    Responder
    • Cómo me alegro, Belén. Vamos a aprovechar el tirón del Año Nuevo para coger impulso y hacer los cambios que siempre retrasamos. Un beso grande para ti

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.