La energía Kundalini y el despertar espiritual

¿Has oído hablar del despertar de la conciencia espiritual y de la energía Kundalini?

Hasta no hace demasiados años, términos como “Era de Acuario”, “Quinta Dimensión” o “Portal Cuántico” eran exclusivos de las películas de ciencia ficción o de los ambientes un poco alternativos, como los hippies de los años 60. Lo cierto es que, durante mucho tiempo, los temas espirituales se asociaban únicamente a los monjes budistas del Tíbet, como si fuese algo totalmente ajeno a nuestra realidad diaria.

Yo misma identificaba la espiritualidad con la religión que me habían enseñado en la catequesis y en la misa de los domingos. Sin embargo, ahora entiendo que la espiritualidad es un proceso mucho más íntimo de autoconocimiento y es una parte fundamental de mi desarrollo personal.

Conocer a los otros es sabiduría. Conocerte a ti mismo es iluminación.

Lao Tzu

Qué es la energía Kundalini

El despertar espiritual está relacionado con la energía Kundalini, que es la energía vital y el poder personal que reside en el interior de cada persona.

La Kundalini es la energía creativa, la energía femenina por excelencia, y como todo lo que tiene que ver con lo femenino, la Kundalini es una energía sutil, que no se ve.

Esta energía reside en el sacro o la base de la columna de todos los seres humanos, mujeres y hombres, desde que nacemos, donde permanece dormida en estado latente.

La Kundalini se representa como si fuera una serpiente enroscada sobre sí misma, que se endereza cuando esta energía se despierta.

Me gustaría invocar en ti el poder que ya es tuyo. Se llama Kundalini. Mayormente está dormido, pero su misma existencia crea la radiancia que te mantiene con vida.

Yogi Bhajan

Qué es el despertar de la energía Kundalini

Se habla del despertar de la energía Kundalini cuando se produce un despertar de la consciencia de una persona.

Cuando la energía Kundalini se despierta, ésta sube por nuestro canal energético central, desde la base de la espina dorsal hacia la parte superior de la cabeza. Cuando esto ocurre, aumentas tu vitalidad y generas más salud. Algunas tradiciones espirituales dicen, también, que al despertar la Kundalini algo pasa, como si hubieras subido unos peldaños de una escalera y amplificaras tu percepción a una más elevada.

Todo esto puede lograrse mediante ejercicios específicos de respiración, que implican la activación de todo el cuerpo. Pero esto no acaba aquí, claro. Una vez que tu energía Kundalini está despierta, has de mantener cualquier práctica espiritual, como la meditación o el yoga, para seguir evolucionando y creciendo espiritualmente.

La Kundalini es una de las más grandiosas energías. Todo el cuerpo del buscador comienza a brillar cuando su Kundalini se eleva. Gracias a ello, las impurezas no deseadas del cuerpo desaparecen. De repente, el cuerpo del aspirante se ve muy equilibrado, y sus ojos brillantes y atractivos se ven radiantes y con sus pupilas dilatadas.

Jyaneshwari, capítulo VI

¿Qué es el Kundalini Yoga?

Al Kundalini Yoga se le conoce como el yoga de la conciencia, y fue introducido en Occidente por el Yogui Bhajan. En sus orígenes, fue una ciencia secreta que se transmitía únicamente de maestros a discípulos.

El Kundalini Yoga combina asanas (posturas de yoga) con respiración y el canto de mantras. A través de su práctica, se busca entrar en estado meditativo y así, despertar la energía Kundalini.

Siempre creí que el yoga era una práctica relativamente suave, que requería de mucha flexibilidad para hacer las posturas y mucho equilibrio para lograr mantenerte de pie sobre una pierna. Conocía el saludo al sol y poco más. Sin embargo, si investigas un poco, entenderás que el yoga es una filosofía de vida. Entre los más de veinte estilos de yoga, además del Kundalini Yoga, están el Hatha Yoga, Power Yoga, Bikram Yoga, Nidra Yoga o incluso el yoga para embarazadas.

Hace un par de años, en una formación de sexualidad consciente, comprobé que con el yoga también se podían tener agujetas cuando, después de estar practicando (el yoga) durante toda una mañana de domingo, el lunes tenía todo el cuerpo dolorido.

El verano pasado me apunté a clases de Kundalini Yoga en el centro de terapias Anael & La Flor de la Vida en mi pueblo. Ana es una maravillosa naturópata, maestra de reiki y terapeuta energética y, además, es mi prima. Al terminar cada clase, me sentía renovada. Por eso, decidí comenzar el año 2021 con una cuarentena de Kundalini Yoga que Ana y otras cuatro profesoras organizaban conjuntamente de manera online.

Centro de Terapias
Centro Anael y la Flor de la Vida

Mi experiencia tras realizar una cuarentena de Kundalini Yoga

Una cuarentena de Kundalini Yoga consiste en realizar durante 40 días una misma kriya (o serie de Kundalini Yoga) o meditación.  Los 40 días tienen que ser seguidos, sin faltar ninguno. Si fallas uno, has de comenzar de nuevo desde el principio.

Cuando te propones realizar ésta, o cualquier otra práctica durante 40 días, lo primero que pones a prueba es tu fuerza de voluntad. Mi principal objetivo al decidir conscientemente realizar la cuarentena de Kundalini Yoga era adquirir un hábito que me ayudara a detener el tiovivo de pensamientos que suele dar vueltas sin parar en mi cabeza. 

Además de poder observar mi mente durante 40 días, sin juicios, como se consigue con la meditación, tal como se te contaba aquí, he logrado otros beneficios colaterales. Te los cuento:

  1. Mayor conciencia corporal. Colocar mi espalda, sentir las vértebras, estirarme, permanecer sentada con la postura erguida y apretar el suelo pélvico: todo fortalece mi columna vertebral, que me sostiene a mí misma y que representa mi energía masculina, que estoy aprendiendo a integrar en mí.
  2. Mayor presencia. Sentir más mi cuerpo, me ayuda a mantener los pies en la Tierra y estar más presente a lo largo del día.
  3. Más vitalidad para comenzar el día. Unos minutos cada día concentrándome en lo que deseo atraer a mi vida durante la meditación me genera un chute de energía extra para afrontar el día con ilusión renovada.
  4. Menos reactividad emocional. A menudo, me siento dominada por las emociones, tanto las que considero buenas, como las que no lo son tanto. Y, aunque los 40 días no han estado exentos de altibajos emocionales, estos se han suavizado y he sabido manejarlos mejor.

40 días son muchos días y ha habido días de todo: días en los que mi mente me decía que no pasaba nada porque me quedara un rato más en la cama y me saltara la cuarentena o días en los que me he sentado a meditar sin demasiadas ganas y en los que he estado más despistada.

Principalmente, para esos días en los que sientes vacilar tu fortaleza, es importante estar acompañada por un grupo, ya que con su energía te sostiene y te ayuda a seguir. La energía del grupo tiene un poder multiplicador, como ya he experimentado en formaciones anteriores o al hacer los procesos de alimentación detox, como del que te hablaba aquí.

40 días cambian un hábito. 90 días colocan el nuevo hábito en el subconsciente. 120 días fijan el hábito en el subconsciente, de forma que de ahora en adelante será un patrón automático. Mil días te hacen un maestro.

Yogui Bhajan

Entonces, ¿he logrado despertar mi energía Kundalini?

Me imagino a los verdaderos yoguis con su energía Kundalini despierta viviendo en un estado de plenitud continuo. Aunque desearía vivir una experiencia así, lo cierto es que mi realidad no es así. Creo que mi energía Kundalini aún se está durmiendo la siesta y que solo se despereza en breves ocasiones.

Al apuntarme a la cuarentena de Kundalini Yoga, caí una vez más en la trampa de perseguir unas metas ilusorias, en este caso, en la espiritualidad. Mediante la cuarentena de Kundalini Yoga, pretendía encontrar lo que busco siempre: una fórmula mágica para encontrar el camino de la felicidad, en este caso, despertando mi energía Kundalini.  

Sin embargo, mi despertar espiritual va a un ritmo pausado, tal como soy yo. De momento, solo se manifiesta a través de pequeños cambios en mi vida diaria. Y supongo que esto es para lo que estoy preparada de momento. En cualquier caso, aunque no creo que haya que tener cualidades especiales, no puedo esperar un gran despertar espiritual solo por meditar 15 minutos al día.  Simplemente es una cuestión de práctica.

Después de estos 40 días, he entendido que no hay nada que despertar, como cuando suena la alarma de mi móvil para levantarme de la cama por la mañana.

Antes que tratar de despertar mi energía Kundalini y perseguir una iluminación espiritual, primero he de sentir esa energía que soy yo misma, y asegurarme que se encuentra a gusto y caliente en su casa, mi cuerpo. Después, que la Kundalini se despierte cuando llegue el momento para ello, no cuando yo se lo exija.

meme despertar espiritual
Meme que circula por WhatsApp sobre el despertar espiritual

No somos seres humanos viviendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

Pierre Teilhard de Chardin

En el despertar espiritual no se trata de hacer algo que te lleve a conseguir algo. Más bien, consiste en solo ser. Es un camino que decides tomar para conocerte mejor, más que un momento puntual de iluminación.

Me siento orgullosa de mí misma y me felicito por haber sido capaz de sostener el compromiso de la cuarentena. Más allá del día 41, el Kundalini Yoga es una práctica que puede ayudarme así que creo que encontraré el modo de incorporarlo en mi día a día.

Todo final siempre es un cierre de ciclo. Y el comienzo de otro nuevo.

  • ¿Conoces el Kundalini Yoga?
  • ¿Has vivido alguna experiencia de despertar espiritual?

Como siempre, te espero en comentarios.

Un abrazo,

firma Laura

Que el eterno sol te ilumine

El amor te rodee

Y la luz pura interior

Guíe tu camino

El eterno sol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.