Celebra el verano y tus logros

Sin ninguna duda, el verano es mi estación favorita del año. El calor y la luz de los días largos me ayudan a expandirme y a sentirme alegre. Adoro estar al aire libre, tumbarme en el césped y sentir el sol, comer melón y sandía, llevar vestidos de tirantes, los juegos de cartas, leer un poco cada noche antes de dormir, compartir mi tiempo de manera más relajada y disfrutar de los planes sencillos.

Si hay algo que, de manera automática, asocio al verano es montar en bicicleta. Eso y comer regaliz de palo.

Es algo que conecta directamente con mi capacidad de disfrutar, con mi niña interior y con todos los recuerdos que guardo de cuando era pequeña y salía por los alrededores del pueblo en bicicleta con mi padre, mi hermana y mis primas.

Ahora, montar juntos en bici se ha convertido también es uno de nuestros planes de verano familiares favoritos: salir por el camino del río o por la vía verde o levantarnos pronto e ir en bici a desayunar a las afueras del pueblo.

Me encanta la sensación de ligereza que tengo cuando voy en la bici y siento cómo se mueve mi pelo con el aire al avanzar, algo que no puedo hacer en Madrid, donde voy siempre con el casco.

Durante los paseos en bici, mientras veo la belleza de cualquier paisaje, mis preocupaciones se desvanecen y solo tengo pensamientos alegres.

Así, con un poco menos de preocupaciones y más ligera, es como vivo el verano.

Un verano puede cambiarlo todo.

Stranger Things

El verano es tiempo de celebración

Este verano tan atípico, la televisión y los periódicos te recuerdan continuamente, más que ningún otro, las malas noticias, y todo te parece como si fuera la segunda parte de la película que viste hace unos meses.

Si te dejas llevar únicamente por las cifras y los rebrotes, te olvidarás que el verano es tiempo de dejar que el sol entre por tu ventana para alumbrarte y para salir al exterior a compartir.

En esta época del año sueles bajar el ritmo y todas las actividades están más enfocadas a la diversión y al disfrute. 

La rueda del año celta celebra sus principales festividades conforme a los ciclos de la Naturaleza. Antiguamente, los primeros días de agosto se celebraba Lammas, cuando se recogía la primera cosecha y se agradecía la generosidad de la Tierra por sus frutos.

Tras la paciencia y el cuidado de las semillas que plantaste el anterior otoño, cuando se celebraba la festividad de Mabon, llega el verano, que es el momento de cosechar los frutos que has sembrado.

Todo tiene su ritmo perfecto: al igual que existe un tiempo para el esfuerzo, también tiene que haber un lugar para la celebración de los logros.

A lo largo del año te has esforzado en trabajar para mejorar y lograr aquello que deseas, pero ¿eres consciente de tus avances?, ¿has celebrado los logros conseguidos?

Para poder seguir avanzando, no es suficiente simplemente con haberlo realizado; es igual de importante tomar conciencia de lo que has logrado, celebrarlo y sentir la satisfacción del trabajo bien hecho.

En muchas ocasiones, se te olvida detenerte a disfrutar de todo lo conseguido y hacer balance de tus logros.

farolillos

El arte del descanso es una parte del arte de trabajar.

John Steinbeck

Repasa cómo ha ido el año en verano

Este verano con mascarilla y sin ferias de los pueblos, quizá no tiene el mismo carácter festivo que otros años.

Sin embargo, siempre hay cosas buenas que festejar. La luz del sol te invita a hacerlo y te ayuda a ver todo el camino recorrido en los meses anteriores.

Por eso, hoy te propongo que te reserves un rato para recodar todas las cosas buenas que te han sucedido desde el verano pasado y siéntete agradecida por ellas.

También, desde la calma, es momento de repasar cómo te ha ido el año. Quizá te pueden ayudar las siguientes preguntas:

  • ¿Ves ahora la recompensa al esfuerzo realizado a lo largo del año?
  • ¿Tus proyectos están funcionando?
  • ¿Sientes que vas por el camino correcto para ti para llegar adonde deseas?
  • ¿Es necesario que hagas algún cambio en algún área de tu vida?

Celebremos cada ocasión con vino y con palabras dulces.

Plauto

Haz una ofrenda en la Naturaleza

Era costumbre en Lammas preparar pan con el trigo de la nueva cosecha, que era ofrecido como muestra de gratitud por lo conseguido y como promesa de abundancia en las siguientes cosechas.

Puedes tú también hacer una ofrenda a la Tierra para devolverle parte de todo lo que te da en su generosidad.

Sal a la Naturaleza, o si no te es posible, a algún espacio abierto con árboles, como un parque. Lleva semillas, como arroz, trigo o maíz, como símbolo de abundancia y prosperidad. Conecta con la energía del lugar y esparce tus semillas dando las gracias por todo lo que has recibido y sintiendo que las ofreces como un regalo.

Así, te conectarás con la vida en su esplendor y con toda la abundancia que hay disponible para ti.

Habrá un verano eterno en el corazón agradecido.

Celia Thaxter

Celebra cada día de este verano tan peculiar, a pesar de que pueda no estar resultando como te hubiera gustado. Pero, la rueda del año tiene que girar completamente hasta el próximo verano, ¿vas a desaprovechar una oportunidad así?

Además, ¿has pensado cuántos veranos te quedan por vivir?

  • ¿Cuál es tu plan favorito del verano?
  • ¿Qué frutos estás recogiendo este verano?
  • ¿Qué cosas buenas te han sucedido a lo largo del año?

Como siempre, te espero en comentarios.

Un abrazo,

firma Laura

Al fin el otro día pudimos ir
Cogimos nuestras bicis, éramos mil
Pedaleando
Alcanzamos sonrisas, necesitamos más

En bicicleta. La buena vida.

Bibliografía

2 comentarios en “Celebra el verano y tus logros”

  1. Gracias Laura por Chispitear tu vida y salpicar con tu luz, tu experiencia, tu amabilidad contigo misma …. Corazonar, chispitear las estaciones es uno de mis dones, pasiones, …. esencia … El verano es para mí pura alegría de vivir …. mi corazón sonríe … de manera natural … es luz, … mi tempo … Gracias linda flor Chispiteante, Susie Chispitas.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.